Skip to content

Ejercicios con gomas elásticas para mujeres

abril 7, 2017
COMPARTIR

Muchas personas se sienten absolutamente desmotivadas como para enfundarse en ropa deportiva y acudir al gimnasio a “machacar” incansablemente el cuerpo.

A otras les aburre mucho perderse entre clases de coreografías que no alcanzan a coger nunca a la primera. Y otras tantas lo que prefieren es centrar sus ejercicios en las partes del cuerpo que más les preocupan de forma localizada.

Para las primeras, para las segundas y para las terceras, la solución se llama “banda o goma elástica”, también conocida con el nombre de rubber-band.

Ventajas del ejercicio con gomas elásticas

Lo ventajoso de este tipo de entrenamiento, queda claro, ya no sólo por la versatilidad del material, una goma de látex de más o menos un metro de largo y de unos 10 milímetros de ancho, sino por la versatilidad en lo que se refiere a ejercicios.

Una gran variedad de movimientos y un arma infalible para cartucheras, pectorales, bíceps, tríceps, abductores… para prácticamente todo todito el cuerpo. Atiende a sus ventaja:

  • Pueden utilizarse en casa por la comodidad y el equipamiento mínimo: sólo necesitas la banda elástica.
  • Aunque sus ejercicios pueden mezclarse con los de tipo aeróbico (saltos, movimiento que exige esfuerzo, coordinación y sudor) no es necesario.
  • Pese a lo que pueda parecer, son divertidas y permiten gran variedad de ejercicios.
  • Permiten la ejercitación localizada de músculos, por lo que su efectividad es mucho mayor.
  • Permiten resultados visibles con más antelación al deporte en general, en el caso de querer concentrar el esfuerzo en músculos muy concretos.
  • Son ideales para la rehabilitación y, de hecho, muchos fisioterapeutas las utilizan para sus pacientes.

Algunos consejos de ejercicio con gomas elásticas

Lo primero es que antes de empezar el entrenamiento, tengas en cuenta que aunque no se trata de ejercicio aeróbico (muchas veces, agotador) sí debes preparar el cuerpo con un mínimo calentamiento: sea o no aeróbico. Puedes correr unos minutos o bien realizar algunos estiramientos, lo que por cierto no te irá nada mal ya que permiten una localización más efectiva.

Asimismo, un factor a tener cuenta es la postura que adoptes. Eso no significa que debas estar rígida en todo momento, pero sí que tengas los músculos “a punto”, es decir, sometidos a una mínima tensión: glúteos firmes, brazos rectos, piernas mínimamente tensas… ya que lo importante es que el músculo trabaje y para ello ni mucho menos debe estar “flojo”.

Y, sobre todo, reitera los movimientos. Cada movimiento o ejercicio con la banda elástica debe repetirse en varias series y siempre procurando mantener la tensión que provoca la resistencia de la goma.

Ejercitar Piernas, brazos y glúteos gomas elásticas

Lo más fácil para empezar es que ates con un nudo los dos extremos de la banda elástica de manera que queden unidos.

Puedes entonces pasar la goma por los tobillos y, manteniendo una pierna quieta y apoyándote en la pared, levantar la otra pierna oblicuamente. Así notarás como la pierna que se levanta y el glúteo están en tensión.

Debes realizar este ejercicio reposadamente ya que de lo que se trata precisamente es de jugar con la resistencia que ofrece la banda al subir y la rapidez que ofrece al bajar. Así que, ya sabes, sube y baja la pierna con tranquilidad, jugando a parar cada impulso.

Un ejercicio que puedes reproducir para ejercitar tus brazos y de paso tus pectorales. Se trata de que intentes tensar la goma, situada ante el pecho, al máximo, así como subir un brazo manteniendo el otro inmóvil y haciendo ascensiones y descensos pausados.

Con tres días a la semana tienes más que suficiente. Pruébalo. Te convencerás. Porque los resultados son… visibles. Y sin agotamientos ni carreras sudorosas.