Skip to content

Aumento de labios, ¿Cirugía o inyección?

marzo 2, 2021
COMPARTIR

Cuando se trata de medicina estética, muchas son las personas que la relacionan con complejos procedimientos quirúrgicos, cuya recuperación es por lo general un proceso muy doloroso. Sin embargo en los últimos años se han hecho un sinfín de investigaciones con el fin de encontrar buenos resultados a través de procedimientos estéticos menos invasivos, por ende menos dolorosos y menos riesgosos. En este aspecto la respuesta a muchos casos ha sido el ácido hialurónico. La cual se trata de una sustancia biodegradable que se encuentra en nuestro propio organismo. Por lo tanto la inyección de ácido hialurónico es absorbida de forma natural por el cuerpo, por lo que no hay riesgo de rechazos o alergias, salvo casos realmente excepcionales.

Entre los diversos beneficios que aporta el ácido hialurónico se encuentra la disminución de arrugas, especialmente las arrugas más profundas, al igual que la modelación de diferentes zonas del rostro como por ejemplo la nariz o el aumento de labios. Por lo general en el aumento de labios se lleva a cabo una cirugía, donde se coloca un implante de silicona. De tal forma que es un procedimiento delicado y permanente. Sin embargo el ácido hialurónico ofrece otra alternativa. Ya que solo se trata de una sustancia biodegradable que se inyecta en la piel del labio para aportar volumen e hidratar la zona, disminuyendo así la presencia de arrugas y flacidez.

Ambos métodos son efectivos, la principal diferencia entre ellos es la duración, pues la cirugía estética ofrece resultados permanentes e irreversibles. Mientras que la inyección de ácido hialurónico ofrece resultados reversibles, los cuales duran aproximadamente un año. Luego de ese tiempo es necesario otra sesión de refuerzo en el caso de que la paciente desee conservar el cambio. Por lo tanto se trata de una opción ideal en aquellas personas que desean un cambio, pero no están seguras de querer que sea permanente.